la perfecta ama de casa


1966, Doris Day in her kitchen

2 comentarios:

Dana Andrews dijo...

Qué maravilla Dorita Día...jeje. La verdad es que muchos la tachaban de la dulce y encantadora impostora porque, en la realidad, decían que era una bruja. A mi no me daba esa impresión y me gustaban sus canciones. Un fotografía llena de encanto de sueño americano.

Susi.a dijo...

pùes si la tipica actriz noña, pero me cae bien